En este artículo se quiere poner en valor un nutriente imprescindible para una buena salud. Nos basaremos en dos investigaciones científicas realizadas en depresión.

¿ QUÉ SON LOS OMEGA-3?

Conocidos porque en muchos alimentos se les enriquece con ellos, son unos ácidos grasos de propiedades antiinflamatorias. Son sustancias que el cuerpo humano no puede sintetizar y por lo tanto los tiene que obtener de la dieta. Los más conocidos son:

ALA, de origen vegetal

DHA, de origen animal

EPA, de origen animal

¿ De dónde se obtienen los omega 3?

En las semillas como la linaza, la chía en las nueces o en el aguacate encontramos omega 3 de origen vegetal.

En el pescado azul mayormente obtenemos DHA y EPA.

El asunto es que la dieta la relación entre omega-3 y omega -6 ( otro ácido graso) debería ser de 1:5, o incluso en nuestros ancestros era 1:1. Es decir por cada gramos de omega 3 en dieta 1 gramos de omega 6.

Hoy en día con el exceso de comida cárnica, con ultraprocesados o en dietas donde la semillas y los pescados no tengan protagonismo tenemos una carencia de omega-3.

La relación puede ser 1 omega3: 16 omega-6, hoy en día

Si quieres saber más te animo a que escuches el programa de podcast que llevo en marcha, en pocos días publicaré un programa monográfico sobre omega3.

¿Qué quisieron averiguar en estos estudios?

Se trata de dos meta-análisis, es decir, un estudio donde se revisan muchos estudios científicos realizados en el tiempo para ver si se puede llegar a una conclusión general. Se centraron en el potencial de estos omega 3 suplementados en personas con sistemas depresivos, comparándolos con placebo.

Aquí dejo unas tablas donde se esquematiza cada estudio que cantidad utilizaba. Los ácidos grasos a suplementar eran DHA y EPA. No estaba presente ALA

¿ Qué resultados obtuvieron en estos estudios?

Los resultados fueron favorables, mejorando las puntuaciones en los cuestionarios que abordan los síntomas más importantes en personas con depresión.

En el otro estudio los resultados la evidencia dice que los suplementos con EPA más de 1 gramos al día es más efectivo que el DHA.

Estos tratamientos se podían combinar con el tratamiento farmacológico que cada persona tuviera prescrito. Esto se evidenció de manera correcta, sin caer en sesgos.

CONCLUSIÓN

Por tanto debemos poner foco en de qué manera elegimos nuestros alimentos pues pueden mejorar nuestra salud física pero también la SALUD MENTAL. La necesidad de suplementar seria conveniente que se valorara tras un buen asesoramiento.

Enlace web

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *